"Las Barras Libres" y sus letales consecuencias

Escrito por Pastor Tibor Mészáros el . Publicado en Enseñanzas Bíblicas

COMO ESTAMOS EN UN TIEMPO DE “GLOBALIZACIÓN” NO SERIA RARO QUE ESTE FLAGELO DE LA “BARRAS LIBRES” Y SUS LETALES CONSECUENCIAS, PARA EL FUTURO DE LOS JOVENES Y SUS FAMILIAS, SE ESTEN DANDO TAMBIEN EN SU PAIS…

REPRODUCIMOS ESTE EDITORIAL DEL PERIODICO LA NACIÓN, PUBLICADO AQUÍ EN NUESTRA LINDA

Y SUFRIDA COSTA RICA. TIBOR MÉSZÁROS

EDITORIAL DEL PERIODICO LA NACIÓN

15/11/2011

El flagelo de las barras libres

En algunos aspectos, los comerciantes del desenfreno conocen a los jóvenes mejor que sus progenitores y saben sacar provecho de esa ventaja

Para maximizar las ganancias, los organizadores confían en la baja tolerancia de los menores. La borrachera rápida y total está incorporada al modelo de negocio

La invitación no puede ser más explícita, ni el público meta puede estar mejor definido. Los bien diseñados afiches convidan a colegiales a “pegarse la mica” para celebrar la salida a vacaciones. Cualquier otro pretexto también sirve para convocar a la fiesta, cuyo principal impulso es el afán de lucro. Por ¢6.000 el colegial consigue el ingreso a tres bares, transporte en un autobús donde los organizadores sirven “shots” (tragos sin mezclar) y desayuno a las 4 de la madrugada.

Según la policía, los criminales aprovechan estas oportunidades para la explotación sexual y el reclutamiento de jóvenes, sea para vender drogas o consumirlas. El escenario es dantesco: una pesadilla para cualquier padre de familia. Sin embargo, no podría suceder sin el concurso de los padres, sea por comisión u omisión.

La falta de vigilancia y sana imposición de límites deja a los jóvenes al garete, presa fácil de las “barras libres” diseñadas con ellos en mente. En algunos aspectos, los comerciantes del desenfreno conocen a los jóvenes mejor que sus progenitores y saben sacar provecho de esa ventaja.

Los avisos circulan por Internet. Hacen uso de las páginas sociales, en especial Facebook, para diseminar la información con rapidez. Si algún joven interesado no recibe la invitación directamente, siempre habrá un amigo preocupado por alertarlo sobre la actividad.

El reto para los padres no es pequeño, pero el bienestar de los hijos exige redoblar esfuerzos. El reportaje publicado por este diario el domingo invalida las excusas y llama a abrir los ojos. Ningún hogar debe confiar en las apariencias o considerarse exento del flagelo. Más difícil de comprender es la existencia de padres dispuestos a hacer la vista gorda para permitir a sus hijos la organización de barras libres en la vivienda familiar o en quintas de recreo. Son los menos, pero su participación es complicidad en un verdadero crimen contra sus hijos y otros jóvenes, amigos o compañeros de colegio.

Las barras libres se celebran con mayor o menor sofisticación, o sea, en viviendas y fincas privadas o en bares, bodegas y otros espacios. Los clientes más codiciados son alumnos de colegios particulares, a partir del sétimo grado. Entre ellos se encuentra la capacidad adquisitiva necesaria para pagar entre ¢5.000 y ¢20.000 por una noche de diversión, con toda la cerveza que puedan consumir. Para maximizar las ganancias, los organizadores confían en la baja tolerancia de los menores y su pronta intoxicación. Así, la borrachera rápida y total está incorporada al modelo de negocio, tanto como a las infortunadas aspiraciones de los chiquillos.

Los organizadores son, con frecuencia, jóvenes con espíritu empresarial mal orientado. Incursionan en la actividad como quien hace una travesura, en busca de diversión y dinero fácil. Con el tiempo, algunos escarmientan, como el veinteañero en cuyo “mica tour” la policía detuvo a nueve menores por uso de documentos falsos y distribución de drogas, así como a cuatro adultos acusados de poseer estupefacientes para la venta. Desde entonces, el joven organizador dice haberse retirado del negocio, pero reconoce la existencia al menos de 30 personas dedicadas a la actividad.

La policía ha comenzado a interesarse por el fenómeno clandestino. No es fácil combatirlo cuando la promoción se hace entre grupos reducidos, y la barra libre se celebra en un recinto privado. En ocasiones, los organizadores adoptan otras medidas de “seguridad”, como la convocatoria a un sitio público donde los jóvenes abordan el autobús sin conocer de previo el destino. Así se evitan fugas de información capaces de poner en peligro el negocio, pero se incrementan los riesgos asumidos por los asistentes.

Sin embargo, la intervención policial en sitios abiertos al público es un buen comienzo, así como la infiltración de agentes encubiertos en los círculos dedicados al negocio. La policía hace un llamado a los padres de familia para que denuncien la celebración de “barras libres” cuando tomen conocimiento de ellas. Compartir la información con las autoridades es una obligación moral derivada del compromiso de todos con la juventud costarricense, hoy necesitada de defensa.


COMENTARIOS


Rafa Gomez 19:01 15/11/2011

En los 90's estaban las famosas fiestas de Musica Derby,eran privadas y x invitacion,todos los carajillos(aunque mayores de edad)quedabamos sonados,habia chiquillas desmayadas x el alcohol,uno veia q les hacian de todo.Mas adelante,con los Raves,Uno sabia q entre los asistentes se distribuia extasis(uno se hacia de la vista gorda x miedo a los narcos),el sexo estaba x todo lado.Tengo 38 años y un hijo de 2 años,nunca me hare de la vista gorda y basado en la experiencia lo guiare en muchas cosas

Alejandro Soto V 16:17 15/11/2011

La familia es la piedra que da base y sostiene a la sociedad, es la piedra angular. El licor es el primer paso, el segundo, las drogas. Los padres son responsables ante la sociedad de sus hijos, su obligacion es conducirlos y encausarlos. Si la ley obligara a los padres a cumplir su rol, otra cosa seria, Los padres con su falta de accion y diciplina hacia sus hijos tienen que responder. Es necesaria una ley de paternidad y maternidad (madres solas)responsable.

Fernando Jimenez Mora 15:22 15/11/2011

Me gustaría saber a quién puedo comunicar de estos eventos, recientemente se dio uno en el Club Hípico La Caraña y por mas que comunique a las autoridades de Santa Ana, no se hicieron presentes.

Maria Rodriguez Rodriguez 13:39 15/11/2011 

Cabe destacar, la gran hazaña de la Policía, por desmembrar estas "barras libres", que organizan los bien llamados criminales de la juventud. Sin embargo, esta labor, se ve debilitada, si el mal no se ataca desde la raíz. En este caso, somos los padres los responsables d supervisar las actividades d nuestros hijos, si bien es cierto, hay casos q se nos salen de las manos, (lo digo x experiencia propia), en su mayoría, si son corregidos y tratados con amor serán jóvenes de bien.

Gabriel Cortés 12:01 15/11/2011

Pienso que el editorial y el reportaje del domingo tienen un sesgo moralista que impide ver la verdadera amplitud del fenomeno. Asisti hace varios años a estas actividades y puedo decir que hay cosas que este editorial exagera y otras cosas que no toma en cuenta, como el hecho de que es un fenomeno que dura desde hace años y sobre todo que se ha adaptado para huir de la ley. Pero la gran pregunta es, si los jovenes no van a estas actividades ¿ adonde van a ir? No hay alternativas.

:::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Tibor Mészáros: En todo este lamentable y real acontecimiento, es palpable una vez más, la ausencia de Dios en medio de todos los personajes involucrados.

En algunos casos, por ignorar la Palabra de Dios < No la conocen, pero, se mofan y se burlan de ella >... en otros, caso, por su incredulidad <La Conocen, pero, no la aceptan> . Unos son victimarios y otros son victimas,< en sus inicios>, para luego convertirse en complices de esas actividades y sus feos y tristes resultados.

"...Si los jovenes no van a estas actividades ¿A dónde va a ir? No hay alternativas". ¡Que tristeza!

Si realmente no hubiera alternativas, se entenderia los suicidios masivos. Nacer, ser cuidados en su niñez, para que cuando aprendan "1/2 a caminar", de jovenes boten su dignidad y virginidad en medio de un ambiente de licor y droga, para luego ser firmes candidatos al alcoholismo y el consumo o venta de las drogas...¿? Y que no hay otra alternativa ? ¡¡¡ Por favor !!!.

Y despues cuando pasen algunos años, y esten "Juntaos" o mal casados; o siendo madre soltera o con hijos regados en una o dos mujeres por aquí y por allá, ¿Que diran?... ¿Qué la vida no vale? ó ¿Qué el matrimonio y la familia no valen?...¿Qué el amor no existe y lo bueno y lo malo es relativo? ¿Qué todo es relativo en la vida y que Dios no existe?...

Recuerden este principio del Dios que muchos se burlan: " Lo que siembras cosecharas"... ¡Indefectiblemente, así es y será!

La eficasia del cumplimiento de la Palabra, no depende de que si la gente lo acepta o la aprueba. ¡Es Inmutable e Infalible Porque Dios lo establecio de tal modo!... así que, siga burlandose o negandola <esa es su semilla> que luego le llegará el fruto según el genero de su semilla.

Pienselo... "Dios creó todo con la Palabra de su Poder, y con ella la sustenta." Sea selectivo... siembre en su vida, la semilla de Dios: La Palabra es la Semilla que produce los frutos de la Voluntad del Dios Ceador.

Por ejemplo: La semilla del arrepentimiento, produce "Salvación". La semilla del perdón, produce: Paz...

Un abrazo, Tibor 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Full Reviw on best bokkmakers by http://artbetting.net/
Download Premium Templates
Bookmaker No1 in The UK - William Hill by w.artbetting.net

Nuestra Ubicación


Ver Iglesia Efesios 4:23 en un mapa ampliado

logo
Iglesia Internacional Cristiana
SIGANOS EN LA PRINCIPALES REDES SOCIALES

Correo Interno ►