¿Porque engañamos a nuestros hijos?

Escrito por Pastor Tibor Mészáros el . Publicado en Enseñanzas Bíblicas

Con tristeza vemos que nuestros hijos van alejándose cada vez más de lo que es “un hijo de Dios”, si es que algún día tuvieron alguna actitud que reflejara a un cristiano.

Yo no sé si los padres son sinceros consigo mismos, o se engañan, o simplemente son indiferentes a los cambios que comienzan a ver en sus hijos. Me inclino más a pensar en un auto engaño, reforzado por el engaño de las “autoridades religiosas” de sus iglesias.

¿Por qué no le damos la oportunidad de que ellos mismos no se crean lo que los líderes de sus iglesias le hacen creer?

Es alarmante ver actuar a estos jóvenes que asisten a algunas iglesias cristianas. Alguien diría que cuando estos jóvenes salen de los cultos en estas iglesias vuelven a la vida del mundo, y por supuesto, tienen que adaptarse al mundo para que no se burlen de ellos, o para que los acepten… Sería una forma de excusar sus actitudes fuera de la iglesia.

Pero podría alguien explicarme ¿por qué dentro de la iglesia también se permiten las mismas actitudes de los que viven sin Cristo?

Mi gran preocupación es: ¿qué piensan los jóvenes? Asisten cada semana a los cultos para jóvenes, “diseñados” para que les guste, para que no se incomoden, para que piensen que están agradando a Dios, y que todo está bien. La música es alegre, muchas veces los pone a “danzar” y otras, solo permanecen de pie, palmeando.

Entre chicles, y miradas a todas partes, ellos creen que están alabando a su Dios. No sé lo que les han enseñado, no sé dónde han aprendido…

Pasar un tiempo de pie, y otro tiempo sentado, es un buen precio para la conciencia; además, es un pequeño esfuerzo para complacer a los padres y quién sabe si es allí donde van a encontrar a su Eva o a su Adán.

He visitado muchas iglesias, y casi no se ven jóvenes que sepan lo que significa una verdadera Adoración. Es obvio, que si no saben alabar, menos podrán adorar.

¿Estarán sus líderes enseñando temas sobre lo que Dios espera de un cristiano?

El nuevo nacimiento se realiza con un corazón que “reconoce” que ha vivido en pecado, que se “arrepiente” de su manera de vivir, y que “pide perdón” a Dios porque reconoce su Señorío.
El renovar la mente es “desechar” la vieja manera de vivir, es “apartarse” de lo que el mundo vive, es “esforzarse” por vivir una vida agradable a Dios; es un deseo de “conocer” lo que Dios dice a través de su Palabra, para poder agradarle.
La santidad es parte de la identidad de un cristiano. Vivir en santidad no es fácil para los que quieren ser aceptados por este mundo. Ser amigos del mundo nos hace enemigos de Dios.
La identidad de un cristiano es lo que caracteriza a un hijo de Dios: son sus pensamientos, sus sentimientos, sus actitudes, su estilo de vida. La identidad nos une a unos y nos hace diferentes a otros. En la identidad se encuentran nuestros valores, ¿a qué le damos valor?, ¿cuánto queremos pagar por lo que valoramos?
Hay muchos otros temas importantes para ir creciendo espiritualmente; pero estos cuatro arriba mencionados, son los que más ocupan los jóvenes que están formándose (o deformándose) en nuestras iglesias.

¿Por qué engañar a nuestros jóvenes, haciéndoles creer que tienen salvación, cuando no están entendiendo esta palabra, no la valoran, ni se esfuerzan por mantenerla?

“Si el justo con dificultad se salva, ¿en dónde aparecerá el impío y el pecador?” 1 Pedro 4:18

¿Creerán nuestros jóvenes que están viviendo vidas agradables a Dios?

¿Dónde están los líderes íntegros delante de Dios?

¿Es preferible llenar las bancas, y que los jóvenes estén “adentro” y no “afuera”?

Sí….Si en verdad, “adentro” se les está enseñando la sana doctrina. Pero si ellos no están cambiando, si sus vidas siguen igual, adentro y afuera de las iglesias…algo está mal. Si no hay frutos, debe faltar buen alimento, o es poco alimento, o el alimento está adulterado, o lo están vomitando, o están enfermos, o …

La mayoría de las iglesias han logrado “conquistar” el corazón de la juventud, pero no para Cristo. No podemos seguir engañándonos pensando que cuando las iglesias “se llenan” de jóvenes, esto es señal de Avivamiento.

Cuando hay un verdadero Avivamiento, las personas cambian, porque se arrepienten de vivir en pecado, y quieren aprender (a través de la Palabra) cómo vivir en santidad. Esas vidas comienzan a tener una relación sincera y real con Dios.

En un Avivamiento se producen cambios en la sociedad donde está ocurriendo. Hay una manifestación visible de lo que está ocurriendo en lo invisible.

Costa Rica no refleja una nueva sociedad cambiada por la Palabra de Dios. Cada día más jóvenes tienen relaciones sexuales antes del matrimonio, cada día hay menos matrimonios, cada día hay más personas cometiendo delitos, fraudes, abusos, muertes… Somos pocos cristianos, y muchos pseudos cristianos (aunque no es posible llamarse así, o somos o no somos de Cristo).

Pueblo Cristiano, no seas cómplice de esta mentira. No sigas permitiendo que tus hijos sigan engañados, y crean que van bien, es mejor confrontarlos con la Verdad: “sin santidad, nadie verá al Señor”. (Hebreos 12:14)

Joven, no te engañes, ni te dejes engañar, escudriña la Palabra para que conozcas al Dios verdadero, porque el Señor Jesús decía de su Padre: “esta es la vida eterna: que te conozcan a ti, el único Dios verdadero, y a Jesucristo, a quien has enviado.” Juan 17:3

Recuerda:
Dios no puede ser burlado, todo lo que tú siembres, eso vas a cosechar.
¡Esfuérzate y sé valiente!


Llámanos, o visítanos en nuestra Iglesia; nosotros amamos a Dios y será un gusto compartir contigo su Palabra.
Un abrazo, Pastora María Estela San Gil, Dios te bendiga. 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Full Reviw on best bokkmakers by http://artbetting.net/
Download Premium Templates
Bookmaker No1 in The UK - William Hill by w.artbetting.net

Nuestra Ubicación


Ver Iglesia Efesios 4:23 en un mapa ampliado

logo
Iglesia Internacional Cristiana
SIGANOS EN LA PRINCIPALES REDES SOCIALES

Correo Interno ►